BOBO CHOSES: EL LENGUAJE DE LAS SONRISAS

Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

 

BOBOFebrero. 8 de la mañana. Suena el despertador y corren a la mesa de la cocina. El desayuno es – casi – su momento favorito del día. Devoran las tostadas, las galletas, los cereales o lo que sea que les sonría buenos días. Te miran, gracias, te dice ese brillo en los ojos. Entonces tiritan, esconden la sonrisa entre las mangas del pijama, hace frío. Y tú abres el armario, lleno de ropa de niños y de ropa de bebe y febrero se vuelve invisible entre telas que son luz y color y vida y estampados alegres.
¡Porque Bobo Choses te llena las mañanas de primavera! Y a ellos les encantan esos vestidos estampados de pájaros que vuelan, esas camisetas con caballos y triángulos, las faldas largas, los jerseyes a rayas bohemias, las nubes en las chaquetas… Juegan a ser mayores vistiendo la ilusión de una ropa de niños y de bebe que atrapa su energía, su vitalidad, sus ganas de comerse el mundo con esa risa que se les escapa entre dientes de leche.
Bobo Choses es una original marca de ropa para niños y bebés que llega a las estanterías de Sune para reinventar la moda infantil. La firma, que nació en Mataró, surgió de la imaginación de un grupo de diseñadores y artistas gráficos que decidieron unirse para revolucionar el armario de los más pequeños. Sus colecciones, marcadas por estampados y diseños únicos, son el reflejo del mundo fantástico de los niños, con un claro estilo entre francés y alternativo que los seduce a ellos y a nosotros.
Es casi como si cada prenda contará un cuento. Una falda azul cielo con rombos azul marinos, una camisa que atrapa al universo en su textura tejana, una camiseta blanca salpicada de acuarelas, un jersey granate en el que corren siluetas de caballos negros… Y la sonrisa de él o de ella que lo viste. Estos son algunos de los detalles que ha hecho que Sune apueste por la firma catalana, actualmente en expansión por todo el mundo – y es que no es de extrañar que sean muchas las madres que adoren las propuestas creativas de Bobo Choses para vestir a sus hijos a la última, sin que parezcan pequeños adultos, sin dejar de lado la diversión por jugar a imaginar.
Hay incluso algo de poético en las colecciones de Bobo Choses. La mezcla entre lo divertido del juego y la imaginación de las figuras, la fusión entre las sonrisas y las formas simétricas… De echo, la colección para esta primavera-verano remite directamente a un
movimiento artístico, impregnado de la poesía surrealista de los sueños, Der Blaue Reite. El jinete azul. El que busca regresar a la pureza de la fantasía y de la inocencia de los más pequeños, el que no tiene miedo a emocionarse. Y, así, la ropa de niños y la ropa de bebés para el buen tiempo se decanta por el color y por la energía.
Matisse, Picasso o Pollock son algunas de las influencias para esta temporada. El color albaricoque, los amarillos rotos o la tradicional paleta de rojos, azules, verdes o rosa pálido, son algunas de las acuarelas con las que Bobo Choses ha diferenciado sus diseños.
Y todo esto se traslada, más allá de la ropa, a los accesorios: bandoleras lisas con un «B.C art college» en el centro y el asa a rayas marineras blancas y amarillas, bolsitas de tela con un pincel perfilado o pañuelos estampados de frutas como si fueran pinturas modernas. La apuesta que hace Bobo Choses y en la que confiamos desde Sune por la moda infantil es, en definitiva, total y coherente con el estilo de la marca. Desde los pantalones hasta los fulares, el arte moderno sirve de inspiración para el grupo de diseñadores que imprimen su ingenio sobre la tela.
Pero, más allá de los diseños gráficos que caracterizan a la marca, Bobo Choses no renuncia a que sus prendas, además de divertidas, sean cómodas. Este equilibrio entre fondo y forma es otro de los motivos por los que en Sune hemos escogido acercaros a la ropa de esta original marca.
Porque Bobo Choses es la marca de ropa de niños que habla el lenguaje de los niños.