Descubre la Barcelona más green

Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Ser veggie es tendencia. El tofú ya no suena a chino y, cada vez más, los iconos de estilo suben a sus redes sociales fotografías promocionando recetas que hacen que renunciar al steak tartar sea menos trágico. Las celebrities se apuntan al movimiento gastronómico de moda, eliminando la carne de sus dietas y, en algunos casos, incluso promocionando el vegetarianismo entre sus seguidores. Destaca Paul McCartney, quien, junto a Stella McCartney – sí, esa diseñadora de moda que adoras -, ha impulsado el Meat Free Monday.

Y Barcelona, que también es tendencia, no podía quedarse fuera del mapa de ciudades cosmopolitas que han decidido formar parte del Meat Free Monday. Nueva York, Oslo o Vancouver fueron las primeras en fomentar que los restaurantes de sus aceras escogieran prescindir de los productos cárnicos en sus menús de los lunes, colgándose así la etiqueta de «Veggie Friendly City». Ahora, le toca el turno a nuestra Barcelona.

En SUNE, creemos en el compromiso ecológico. Por ello, hemos decidido aportar nuestro pequeño granito de arena para crear una Barcelona Veggie Friendly. Explora el mundo de la comida vegetariana y déjate sorprender por la polenta, el seitán, la quinoa… Os proponemos cinco razones para amar un día vegetariano en tu vida:

4. Green Spo

Green Spot

Probablemente el restaurante vegetariano más “novato” de la ciudad, pero de novatadas, nada. El local, que pertenece al grupo de restauración En compañía de Lobos, está decorado con especial encanto, espacioso y minimalista, con grandes ventanales que se asoman al Paseo Juan de Borbón, dejando que la luz clara de la Barceloneta se asome sin complejos. ¿Y la carta? Sorprendente. Sería el equivalente a una cocina contemporánea con influencias étnicas de distintos puntos del mundo, desde Méjico hasta Italia, sin olvidar los aromas orientales que son casi sinónimos de la filosofía veggie. En Green Spot, se atreven a crear platos originales reinventando recetas tradicionales. Y para la muestra, un botón: la pizza negra de carbón activado con calabaza, chalotas caramelizadas, queso de cabra y pistacho merece un particular “delicioso”.

1. Biocen

Biocenter

Un acogedor restaurante, de paredes blancas y mesas de madera, que fue de los primeros en impulsar la gastronomía meat-free en la ciudad. En su carta, encontrarás opciones de platos vegetarianos y veganos, además de alternativas gluten free, para todos los gustos. Desde 1980, sus platos caseros y pasteles recién hechos atraen a los que pasean por la calle Pintor Fortuny, en el centro de Barcelona. ¿Una recomendación? El seitán al vino blanco.

2.2 SOPmax

SOPA

Este local abrió sus puertas en Glorias hace poco más de dos años y medio. Hoy en día, es aquel espacio de grandes ventanales, luz natural asomándose en todos los rincones, que siempre está lleno de gente. El concepto nació en Bali, ha llegado hasta Madrid, y va más allá de crear un simple restaurante. SOPA se acercaría más a un concept store de filosofía veggie. Además de platos deliciosos, en este espacio hay un rincón para ropa, libros e, incluso, para ofrecer clases de yoga a la clientela. Eso sí, siempre con un sonrisa y repartiendo “buen rollismo”.

3.3 Te

Teresa Carles

Un clásico entre las guías para vegetarianos de Barcelona. Teresa Carles es el veggie de moda, el que figura en todos los perfiles de las instagrammers que se dejan caer por la ciudad, el de los platos más fotográficos. En este espacio de la calle Jovellanos, diseño y gastronomía se encuentran para crear un rincón encantador que se ha convertido en uno de los más conocidos restaurantes barceloneses. La tatin de berenjena y queso de cabra, o el “corazón partío” de alcachofas con huevo de avestruz y cebolla caramelizada, son algunos de sus platos estrella. Sin olvidar, para los más golosos, el cheesecake a la catalana, a base de mel i mató, o el pastel vegano de pera y chocolate blanco…

5

Beach Woki

Finalmente, para un capricho green más casual en primera línea de mar, con el run-run del verano y el sol en las mejillas, pásate por el Beach Woki de la Barceloneta. El local, semi-abierto por eso de sentir la brisa y con terraza para los que prefieren comer al aire libre, tiene un menú en el que alternan las opciones vegetarianas con otras que sí incluyen productos carnívoros o derivados. La esencia de la idea es que toda la oferta en carta tenga su equivalente apto para vegetarianos. El wok, que customizas escogiendo base e ingredientes, o una extensa lista de hamburguesas caseras hechas de quinoa y soja con mucho amor, son las estrellas del restaurante. Y sí, ¡puedes disfrutar de esta slow food por menos de diez euros!

Convierte el día que tú quieras de la semana en un Meat Free Monday con estos restaurantes vegetarianos que, sea cuando sea, sabrán sacarte una sonrisa sin regusto a hamburguesa (a menos que sea vegetal…). Y, desde SUNE, feliz green-smile.