Los colores que no nos quitaremos esta temporada

Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Tienes un algo de otoño en la mirada. La nostalgia por los recuerdos de verano, la ilusión hacia el porvenir, octubre asomándose a la vuelta de la esquina… Y tú, con una sonrisa que sabe a café recién hecho. Te despiertas, corres las cortinas, le saludas a esa mañana que va llegando minutos más tarde cada día y respiras una nueva temporada.

¿Cómo me siento hoy? ¿Qué me pongo? No me apetece nada de color negro. El amarillo fluorescente es demasiado chillón. ¿Verde, tú crees, pero si la primavera ya la dejamos atrás…? ¿Gris, en serio, tan… serio? De pequeños, cuando nos tocaba pintar la estación de la vuelta al cole, nos lanzábamos al naranja y al rojo y al marrón y a esas acuarelas que nos evocaban las hojas caídas de los árboles. Así, solíamos definir nuestra sensación de septiembre.

Pero ahora, ¿cómo le doy a mi otoño una pincelada de vida? En Sune, lo tenemos claro. ¡Envolviéndote en los colores que inspiran esta nueva temporada! Son alegres, tienen simbología y un espíritu fuerte. Juntos, se convierten en la combinación tendencia para los meses que vienen, antes de que llegue el frío de enero y las bufandas de lana hasta la nariz. Son tus tres aliados, apúntatelos bien: el rojo, el azul y el blanco.

redok

ROJO – Es por excelencia el color de lo pasional, de las emociones, de las llamas del fuego en el imaginario colectivo y de lo que arde en el corazón. Es, también, el color de las mejillas tímidas. El rojo, sin embargo, no es únicamente aquello que la sangre altera…

También es la tonalidad de la felicidad. Se utiliza, por ejemplo, en China para decorar los restaurantes en los que se celebran eventos festivos y es el color que escogen las novias hindúes para casarse.

Además, el rojo es sinónimo de una personalidad extravagante y… seductora. Al ser uno de los colores más vigorosos y llamativos, sin olvidar sus vínculos con las pasiones humanas, el rojo suele relacionarse con la vida, la expresión de la fuerza interior y la atracción.

Esta dimensión intangible del rojo se traslada al mundo de la moda. La mujer de rojo. La que invoca al peligro, a la alegría y a lo intenso del vivir. La clase de mujer que viste Valentino por sus aires de femme fatale, la que no se esconde, la que, en definitiva, sale a comerse el mundo con labios carmesí.

blueok

AZUL – Donde se confunden el mar y el cielo, el azul es un color que deja la puerta abierta a la ambigüedad. Suele considerarse la acuarela más simpática, la que inspira confianza y amabilidad, aunque, al mismo tiempo, puede adoptar una tonalidad fría e indiferente, pasiva.

Incluso se relaciona con la fantasía. El azul simboliza lo inalcanzable e inmenso, aquello que se nos escapa y que se pierde en el universo de la imaginación. Puede ser que por eso, sea el color favorito, por regla general, de los más pequeños. Azul para pintar un cielo estrellado en la habitación del rey de la casa. Azul para el que sueña con ser marinero algún día…

Y es el símbolo de la fidelidad. Además del de la paz. Son varios los organismos internacionales que escogen el azul para representar la neutralidad y el anhelo, o la ilusión, de convivencia y pacifismo. Piensa en el color de la bandera de la Unión Europea, o en el nada trivial adjetivo que se escogió al denominar “cascos azules” a las tropas de las Naciones Unidas.

A nivel estético, el azul destaca en la mayoría de los sondeos como el color que más gusta a la gente. ¿Cuántas veces habrás preguntado aquello de ‘cuál es tu color favorito’ aun sabiendo que, lo más probable, sería escuchar ‘azul’ como respuesta? Por eso, en la moda, es el color que vuelve cíclicamente, reivindicándose como tendencia temporada tras temporada. Sí, hablamos del “blue is the new black” que ha servido de titular de tantísimas editoriales.

Esta primavera, en Sune, por ejemplo, os hablábamos del azul serenity. Para este otoño, en cambio, ampliamos horizontes. El azul en cualquiera de sus tonalidades, escoge el que mejor te sienta. Y combínalo sin miedo, ¡comodín!white

BLANCO – Es el color que arrasa en verano, el sustituto del negro para los días soleados y de temperaturas altas, el de la frescura, el que resalta el moreno, el que va con todo… Y es también un color tendencia para este otoño.

¿Sabías que a nivel cromático, el blanco es la suma de todos los colores? En este sentido, es el color opuesto al negro, que suele relacionarse con el vacío por ser la ausencia de otras tonalidades. O, en otras palabras, el blanco se conoce como el color absoluto, el de las divinidades y el de la luz.

Además, en las personas, suele relacionarse con la inocencia y la pureza. Es también el “cuarto color primario”, es decir, único en sí mismo. Al igual que el azul, el rojo y el amarillo, el blanco no puede obtenerse con la mezcla de otros colores. De ahí, la recurrente metáfora de “nieve virgen” que algunos poetas o artistas han utilizado para definir paisajes u otros elementos de color blanco.

En la moda, el blanco es un básico imprescindible que se renueva año tras año. Minimalista y elegante, atemporal y natural, ¡no puede faltar este otoño entre las prendas de tu armario!