ONE FOR ONE

Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Qué suerte la mía, abro el armario y escojo qué par de zapatos me pongo hoy. Qué suerte la mía, la tuya y la de nuestros hijos, qué suerte la de nuestros padres y nuestros amigos, qué suerte la nuestra, hogar, cariño y los pies calentitos en invierno. Pero no todo el mundo tiene esa suerte. Así lo vió Blake Mycoskie, el fundador de la marca de calzado Toms, en un viaje a Argentina en 2006.

Mycoskie tropezó con la realidad de los niños de pies descalzos. Los que juegan a fútbol sin deportivas, los que salen a correr por las calles sin zapatillas, los que sobreviven el día a día sin un par de zapatos. Y quiso ayudar, hacer algo por cubrir esa necesidad que – a veces, sin darnos cuenta, damos por hecho y que es tan imprescindible.

Entonces nació Toms con la idea de que por cada par de zapatos que alguien comprase, otro par iría destinado a uno de esos niños de pies descalzos. Era el inicio del One for One, uno por uno, mi zapato por tu zapato y tu zapato por mi zapato. Y era también el inicio del diseño, un clásico ya entre los seguidores de la moda, de la alpargata Toms, cómoda y apta tanto para culminar un streetstyle como para andar por casa, para salir a tomar un café o patearte el mundo aventurero.

 Para él, para ella y para los más pequeños, el calzado Toms juega con combinar materiales como la lona, el tweed, la lana y hasta la malla o el crochet. Pero, además de las clásicas alpargatas con una V elástica en la parte superior que deja respirar el pie, al cual se adaptan casi como un calcetín con suela de goma, Toms ha ido expandiendo su catálogo de zapatos. Desde modelos pensados para mujer como botas de estilo nepalí, botines de piel o las deportivas Del Rey, hasta diseños para hombre como los botines Chukka de cordones, unas náuticas en dos colores o zapatos de elegancia inglesa, estilo Oxford. Por supuesto, sin olvidarnos del calzado Toms pensado para ellos que ríen en la calle, los que se intercambian carcajadas entre tiro de pelota y salto de comba, sí, ellos, los más pequeños que inspiraron esta iniciativa. Para niños y niñas, la marca de Mycoskie ha diseñado botas, deportivas, zapatillas de ir por casa y – por supuesto – las míticas alpargatas, sin renunciar a los estándares de calidad del producto para los adultos.

Pero, además, Toms ha expandido sus horizontes. Hay otras formas de donar ayuda a través de esta etiqueta. Con un modelo de gafas Toms, contribuyes a que un joven sin recursos pueda pasar por el oftalmólogo: un examen de vista, unas gafas para ver las hojas de los árboles, una cirugía para salvar la mirada o un tratamiento médico. Con una bolsa de granos de café tostados Toms, salvas 140 litros de agua o, en otras palabras, das un respiro de sequía a una persona durante una semana. Con una bolsa Toms, pones tu granito de arena a la campaña Safe Birth, que ayuda a que las mujeres puedan dar a luz a salvo, con la formación adecuada para quienes las asiste y los recursos necesarios para que no se pierda ninguna vida por el camino. Y, con una mochila Toms, ayudas a que se inviertan esfuerzos y recursos en evitar que un niño vuelva llorando a casa de la escuela porque es víctima del bullying, colaborando con la formación de profesionales que puedan evitar estas situaciones que pasan, sin que nos demos cuenta, a la vuelta de nuestras esquinas.

ODWS16-ProfilePic

De aquella primera idea ya han pasado diez años.

Una década desde que Mycoskie empezó la iniciativa Toms con la que ya se han donado 50.000.000 pares de zapatos a niños necesitados, se han realizado 360.000 revisiones y tratamientos oculares y se han ofrecido 250.000  semanas de agua potable entre otras muchas cosas. Sin duda, es momento de celebrarlo y, en Sune, nos sumamos a la acción que el próximo 10 de mayo se realizará a nivel mundial: ONE DAY WITHOUT SHOES.

El  objetivo de la acción es sumar tantas imágenes como sea posible para llegar a donar 100.000 pares de zapatillas alrededor de 10 países distintos. Para participar tan solo deberás acercárte a nuestras tiendas de Paseo de Gracia, fotografiar tus pies descalzos y subir la imagen a Instagram utilizando #withoutshoes.

¡Estáis todos invitados!

¡Os esperamos!